miércoles

Sobre la violencia

De la misma manera ingenua en que lo hacía cada vez que aparecían los tiranosaurios en Jurassic Park, o sufría con las cachetadas en las telenovelas, las escenas violentas aún me obligan a taparme los ojos, pero no puedo dejar de oír los gritos y los disparos, el silencio, el llanto que los sucede, un olor a muerte, la piel chamuscada por las balas de fogueo, el pasto manchado de sangre. Con los dinosaurios es más simple porque ya no existen, pero ¿cómo tolerar tan sólo la vista de la tortura, por más que sea una simulación? "¡Si es salsa de tomate!" y los actores se ríen, cámbienle esa camisa y repitan la toma, ella quiere un vaso de agua: todo es mentira, sí, pero yo sigo sin querer mirar.

11 comentarios:

deapoco dijo...

me pasa lo mismo con las de terror..

Coelispex dijo...

Yo no sé por qué me pasa aquello con las de esos besos terriblemente convenientes.

Es un gusto leerte de nuevo.

el_tipo dijo...

tal cual...
Una obscenidad.

melquíades dijo...

*Qué* placer volver a leerla.

Ricky dijo...

¡Pero qué importa si la sangre es de juguete! Este no es un problema de significantes. Hace un tiempo Werte publicó una frase magnífica en su sitio, decía algo así: "la representación de la violencia nos atrae por su diferencia con la misma, sino por su semejanza".

Yo, en cambio, tolero cualquier dosis de gore en la pantalla, pero ante cualquier situación filmada que me de verguenza ajena y con la que potencialmente identificarme (por ej. un chico visiblemente nervioso en una situación engorrosa durante una cita amorosa, algún silencio incómodo en un auto detenido, etc) suelo mirar para abajo.

Ricky dijo...

Perdón.. la frase era: "la representación de la violencia nos atrae NO por su diferencia con la misma, sino por su semejanza". Ahí está mas claro, ¿no?

Pablo Giordano dijo...

No.

daniela dijo...

Mine, a mi me pasa igual. El sufrimiento a distancia no logró anesteciarme aún, lo evito SIEMPRE.

Ricky dijo...

Que lástima, no tengo ganas de explicarlo de nuevo.

Anónimo dijo...

Mirá vos: en el post anterior te las das de "rebolú" y acá se te corre el rimel cuando ves sangre de juguete.
Nenita bien al borde de la esquizofrenia.

ÓL dijo...

En ciertos casos no mirar es la única forma de ver. "Un dolly es siempre una decisión ética".