martes

Bordes

Se dice que "los cuerpos tienen memoria", que tanto un golpe como una caricia pueden resucitar en la carne a la sola voluntad del memorioso. Sin embargo, la memoria del golpeado y la del golpeador, como la de los amantes, suele crecer en rumbos contradictorios cuando sus cuerpos ya no se amarran ni se castigan, y entonces lo que en cada uno de ellos era el otro, con el otro ausente, pasa a ser una pieza de rompecabezas con los bordes comidos o ásperos. Y cuando se intenta hacerlas coincidir, por la inercia de la esperanza o de la costumbre, en lugar de fundirse, se quiebran.

34 comentarios:

deapoco dijo...

contradciiones...
muy bueno nena.

Ricky dijo...

Hermosas líneas. Pero esa pieza de rompecabezas de contornos caprichosos que tratamos de encajar de forma infructuosa también existe (como generador de frustaciones) cuando no hubo golpeador ni golpeado, sino dos dóciles amantes que se acarician como monos.

clickeame!!! dijo...

no leí el post, pero necesito publicidad para mi blog frívolo:

http://piso99.wordpress.com/


si me borrás se muere un chico en tucumán!

Fernando dijo...

La memoria del golpeado debe ser como la picazón del miembro amputado

Ariel dijo...

Es esa memoria (beso y caricia y sopapo) la que hace ver con los ojos en blanco, trastabillar con el mundo como recién llegados dispuestos a cumplir una antiquísima tradición.


¡Oh, el olvido (o la lluvia, no sé...)!

ÓL dijo...

Cuando entran los golpes ya no hay memoria que valga. El que golpea, lo hace por amor. El amor, se deja por amor. Debajo está el miedo, o algo más terrible, pero nunca el amor.

Anónimo dijo...

La curva de la luna siempre apunta como si fuese un arco con una flecha, hacia la posición exacta del Sol. Somos luna y somos sol. Los intermedios, a mí al menos, no me interesan demasiado. Pero el ser más poderoso es aquel en camino hacia la floración todavía desconocida. ¿Verdad?
Somos un fenómeno estacional, una luna creciente y menguante. La vida breve, transitoria y fija entre los dos polos del ser y el no ser. El amor siempre tiene dos polos, el amor golpea y es golpeado. Pero lo más importante, nunca hay vencedores ni vencidos. Sólo supervivientes.
Un beso desde el Norte.
Alf

Silvia Sue dijo...

Me encantan estas joyitas tuyas, Minerva.
Me encantan.

Lu dijo...

La inercia de la costumbre, en una relación que ya no es, es de las cosas más nocivas que se me pueden ocurrir.
Hermoso texto...

katza dijo...

Desde que lugar cercano al lugar donde estoy yo escribirás, escribiras estas perlas que me apuntan a un lugar de mi conocido .
Sos buena poeta, buena.
al menos se condescendiente con esta nueva fan y decime donde andas.

El Cuidador del Zoo dijo...

No recuerdo bien que psicologo dijo que las parejas que se separan una vez, estan condenadas a vivir intentando ser lo que eran previamente. con respecto a esto me gusta una letra de una cancion de Legiao Urbana que dice:
"cuando no estas aqui siento falta de mi mismo".
Considero que lo que se extraña no es la otra persona, sino lo que nos hace ser.
Saludos

Malala dijo...

Yo creo que los cuerpos tienen memoria, el asunto es que los recuerdos del cuerpo pueden ser tan engañosos como el resto, se van acomodando en los anaqueles que les parece y saltan, juguetones o furtivos, quién sabe activados por qué.
Y claro, lo más probable es que esa inercia falle, porque el tiempo siempre hace lo suyo, tanto sobre esos bordes como en nuestro centro.
Muy lindo, che.

La condesa sangrienta dijo...

Bellísimo texto, diosa.

damaris dijo...

mencantó.
sludos, minerva!

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Muy bueno.
Y no sólo eso, creo que con el amor, pasa lo mismo. Solo algunos tipos de amores no llegan a quebrarse, pero todo el gran resto, sí.
Saludos,
Lucy.-

Nippur dijo...

Me gusta como quedó escrito. La memoria del cuerpo de los amantes es muchas veces anterior a los mismo amantes, que no llegan a explicarse como sus cuerpos encajan tan perfectamente.

héroes_anónimos dijo...

Dejen de escribir sanatas, poetuchas de café!!!!

Don_Nadie dijo...

estoy descubriendo a Jauretche, que genio el tipo , pense que decia Borges y no BOrdes , y nada BOrges era un flor de hijo de puta...

Ca dijo...

Bueno, pero ahora contanos de cuando estás indispuesta y mirás Sony...

Cuak

daniela gutiérrez dijo...

lindo leerte, Mine!

Libélula de Acero dijo...

Ay!!!

Como me solió tu post. Más que nunca!

Pero lindo. Triste y lindo.

apriicot* dijo...

Real. Caotico. In-ten-so.

cam. dijo...

Minerva, su sensibilidad tiene una agudeza feroz. me gustaría haber posteado otra cosa que un ahlago, pero así son las cosas
me voy pinchada a escuchar un bolero.

siga escribiendo!

ADMISION RESTRINGIDA dijo...

Hoy hice un pacto con mi marido: Acariciarnos y golpearnos con dulzura para que nuestras memorias carnales vuelvan a reencontrarse.

La pieza para armar el rompecabezas siempre será Nicolás. Creemos que lo vale.

Gracias Minerva, fuiste de gran ayuda.

http://www.admisionrestringida.blogspot.com

Ceryle dijo...

Buenísimo este texto.

Ana C. dijo...

¿Y eso, será bueno o será malo?

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Yo creo que es bueno.
Sino, cómo sería de la otra manera?
Menos especial, creo.
Lucy.-

andrea os dijo dijo...

es porque la flexibilidad de los bordes se debilita.

precioso texto.

andrea os dijo dijo...

los bordes se quiebran por falta de flexibilidad, como los árboles.

gran texto.

Estefani dijo...

Dicen que la distancia (en tiempo o espacio) es el olvido. Pero yo creo que es la idealización que se quiebra con el retorno.

... dijo...

siempre leo tu blog. hoy por primera vez impera la necesidad de acompañar lo dicho.
estar al borde es haberse lanzado al vacío, como en un sueño donde uno nunca termina de caer.
saludos.

Abducida dijo...

Muy bueno!!!



Saludos!!

Chocolate y Canela dijo...

hermoso retrato de la ingenuidad que anhela el pasado.

Pau Candi dijo...

No hay que explicar o intentar entender este texto, cualquier texto, leé, sentí, y no sé, hacé algo o andáa dormir... no entiendo por que hay tantos comentarios en tu blog, sos famosa o algo?

No digo que no los merezca, ojo, el texto está bueno pero que mierda dice decir que el texto está bueno, nada, no? yo lo siento, al texto digo... me ha pasado de tratar de hacer coincidir cosas que se rompen, en mi casi todo se rompe, aunque siga en pie, aparentemente inquebrantable.